Nuestra gastronomía ...
 
500 años. Se necesitaron 500 años para cocinar la gastronomía de Gran Canaria. Fueron necesarios para hornear la amalgama de productos que regalaba el océano. Y mezclarlos después con las influencias lejanas que anclaron por los puertos de la isla. Porque la gastronomía de Gran Canaria crece sobre su tradición como gran puerto del Atlántico. Viajeros de un centenar de países diferentes llegaron a Gran Canaria, trayendo consigo los sabores de diez meridianos alrededor.
Un vaivén de ingredientes remezclados que pueden explicar la diversidad de la gastronomía de sus 21 municipios. Una variedad que salta desde el gran Flower Cheese, hasta los dulces de camote, el vino, el ron de caña o el café.
Y a todo eso solo había que sumarle el mar. Un mar multimillonario, rodeando una isla donde germinaba un huerto envidiable. La despensa de Gran Canaria también tuvo suerte. Gracias al buen tiempo se llenó de productos gourmet como tomates, manzanas, aceitunas, frutas tropicales, bienmesabe, naranjas, plátano dulce o la enorme variedad de pescados en los mercados. Son solo un ejemplo de todo lo que el visitante curioso puede encontrar en nuestra isla de los sabores. Una cocina perfecta para aunar buena comida y buen tiempo en tus días de vacaciones.